viernes, 8 de octubre de 2010

Jabón de Higo

Saben que es tiempo de higos y mis vecinos me están regalando cajas y cajas de esta deliciosa fruta, pero a pesar que ya regalé mermelada de higo a medio barrio,  las higueras siguen produciendo y no se me ocurrió mejor idea que también hacerlo jabón,  lamentablemente una parte no llega a utilizarse pero se va  para mi compost (muy agradecido).
El higo combate las agresiones del tiempo. Por su riqueza en azúcares naturales puede sustituir con creces al azúcar, también posee minerales como hierro, fósforo, manganeso, calcio, bromo, vitaminas A, B-1, B-2, PP y C, mucílagos, pectinas, grasas y albúmina (proteína). La fruta madura suele usarse en remedios caseros para cuadros de catarros fuertes con fiebre y tos, bronquitis, laringitis y asma. También para trastornos digestivos y gástricos, como laxante, diurético y en hemorroides. Es muy nutritivo: conviene tomarlo seco o fresco en el invierno, en estados de convalecencia o en personas sometidas a gran desgaste como son las embarazadas, deportistas, niños en edad de crecimiento, etc. 

Los higos tienen propiedades antibióticas. Esta característica explica su eficacia y sus buenos resultados a la hora de tratar algunas afecciones bucales como las llagas, las ulceras bucales o la gingivitis. Para tratamientos de piel han de hervirse pudiéndose usar como emoliente y curaciones de heridas y quemaduras. Hoy en día es muy habitual encontrar en los cosméticos ingredientes naturales, ya que tanto las grandes marcas como los jaboneros artesanales y empresas de cosmética natural desarrollan productos con sustancias de origen vegetal. Así, podemos encontrar en el mercado geles de ducha, exfoliantes, jabones, cremas faciales y anti-arrugas, acondicionadores, champú, manteca para el cuerpo o cremas solares, fragancias de higo, gracias a su alta cantidad en agua y en antioxidantes.
Receta del jabón de Higo
este jabón esta elaborado sin colorantes ni conservantes y lo más interesante es que está hecho con aceite de oliva recilado. Es un jabón apto para manos y cuerpo, emoliente y exfoliante, hidratante y antiséptico por el higo y aceites esenciales. Es una inteligente manera de reciclar el aceite de cocina. Se obtiene 1.200 gr de jabón aproximadamente.
Ingredientes:
790 gr de aceite de oliva reciclado
115 gr de hidróxido de sodio.
296 gr de agua desmineralizada.
4 ó 5 higos maduros 
10 gr de aceite esencial de geranio o petit grain
10 gr de aceite de almendras o de caléndula

El aceite de almendras o caléndulas le aporta al jabón los nutrientes que ha perdido el aceite reciclado y se agregarán en al traza junto a los aceites esenciales,  para conservar lo máximo posible sus beneficios.
Elaboración.
1. Ponerse guantes de goma o látex y si es posible proteger los ojos con gafas. Ver materiales en las otras recetas de saponificación del blog.
2. pesar el hidróxido y el agua por separado. Agregar la sosa al agua suavemente revolviendo sin batir hasta que se disuelva.
3. pesar el aceite y poner a calentar a baño maría hasya los 40ºc aproximadamente.
4. pelar y picar los higos en procesadora hasta hacerlos puré.
5. cuando el aceite y la sosa estén a la misma temperatura, generalmente trabajo a los 27ºC ó 28ºC agregas lentamente la sosa al aceite sin dejar de revolver y hasta integrar todo el líquidos.
6. puedes usar la minipimer para mezclar el jabón, un unos pocos minutos ya estará lista la traza y es aquí cuando agregas el puré de higo, el aceite esencial y el de almendras. Batir un poco más para integrar y volcar en los moldes.
Espero te diviertas elaborando este jabón. Hasta la próxima!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.