jueves, 15 de septiembre de 2016

Taller de Jabones en Barcelona, octubre 2016


Taller de Jabones Naturales
Proceso tradicional de saponificación en frío

15 de octubre de 10 a 19 h


Taller para principiantes o aquellos jaboneros que deseen aprender a formular sus propias recetas.
  • Conoce las grasas y aceites que se convierten en jabón y las propiedades que le brindan a la pastilla y a nuestra piel.
  • Aprende química básica para poder equilibrar una fórmula de jabón natural, y así obtener la pastilla perfecta.
  • Se verá la tabla de saponificación, índice de yodo,
  • Potencial oxidativo, sobreegrasados y nutrientes.
  • Te llevas la calculadora de saponificación offline BY CHELA.
  • Te llevas los jabones formulados por tí y tus compañeros.
  • El taller incluye materiales, dossier,  
  • Un rico desayuno + almuerzo rápido + merienda.
Lugar: AktivitÄt
Topazi 21, baixos.
Vila de Gràcia, Barcelona



Inscripciones

Inscripciones abiertas desde hoy, cupos limitados. Por favor llama o escribe antes de formalizar tu inscripción para informarte si aún quedan cupos disponibles.
Puedes llamarnos para informes: 938345940
Para reservar lugar solo por e-mail: eduardo@marcelaburgos.com

viernes, 19 de agosto de 2016

Gel Refrescante y Circulatorio para piernas cansadas

Cada vez que mi papi viene a visitarnos, las 11 horas de vuelo le pasan su factura. Llega con las piernas cansadas e hinchadas por la posición y la falta de movimiento. Pero ya en casa le espera en la nevera un gel refrescante con un alivio casi inmediato, que le reconforta y desinflama en pocas horas.

ruscus aculeatus
Este gel refrescante para piernas cansadas contiene extracto de rusco (ruscus aculeatus), que es antiinflamatorio, antiedematoso, protector vascular y venotónico gracias a sus saponinas (ruscogenina) y flavonoides. Aumenta la resistencia capilar y disminuye su permeabilidad. Tiene efecto vitamina P (protector de la pared) protege la pared de las venas y efecto antirradical debido al rutósido. Se utiliza para várices, flebitis, hemorroides y edemas.
Lleva algo de lentisco o almácigo (pistacea lentiscus), su aceite esencial es reconocido por sus propiedades descongestivas para la circulación venosa y linfática, varices y hemorroides varicosas.

Pistacea lentiscus

El alcanfor y el mentol son rubefacientes y estimulan la circulación superficial. El mentol estimula las terminaciones nerviosas sensibles al frío y produce un efecto de anestesia suave. El aceite esencial de menta también contiene mentol y mentona. La menta es antiinflamatoria, tonificante, analgésica y antiespasmódica. En aplicación tópica tiene un efecto anestésico local debido al mentol, y alivia el dolor muscular y reumático.

Para hacer este gel necesitarás preparar una decocción de raíz de rusco y ramitas de lentisco. Lava muy bien un puñado de raíces de rusco (si puedes las cepillas) y otro puñado de ramitas de lentisco. Pica todo muy bien, en trocitos pequeñitos y pon a hervir en una ollita con 300 ml de agua mineral. Cocina destapado hasta que se redusca hasta la tercera parte. Una vez frío, lo cuelas y separas 90 ml.

raíz de rusco







Ingredientes

90 g de decocción de rusco + lentisco
1,6 g de goma xantana
5 g de alcohol de 90º
18 gotas de aceite esencial de menta piperita
18 gotas de aceite esencial de pistacea
0,6 g de conservante cosgard
1 g de alcanfor
1 g de mentol cristal
1 cucharadita de glicerina

decocción de rusco + lentisco
Puedes remplazar el aceite esencial de menta o lentisco por aceite esencial de cedro de virginia, por aceite esencial de ciprés, enebro, cedro atlas o de mirto.

Preparación
Antes de comenzar, higieniza el área de trabajo, todos los utensilios y los recipientes. Si tienes guantes, úsalos, sino, limpia tus manos con desinfectante y no toques las superficies que están en contacto con el producto. También necesitas un pote o frasco esterilizado para envasar tu producto.

1- pesa la goma xantana y agrega la cucharada de glicerina líquida. Mezcla bien hasta que se forme como una miel liquida.
2- pon la decocción de rusco en un recipiente debidamente higienizado, puedes limpiar con alcohol de 70º y una toalla de papel, no toques con tus manos el interior y bordes del recipiente, para no contaminarlo. La decocción no necesita estar caliente, puede estar a temperatura ambiente.
4- vierte la goma xantana en forma de hilo mientras vas batiendo con un batidor globo (de alambre) o uno eléctrico. Bate hasta que se forme el gel.
5- en otro recipiente pesa el alcohol y le agregas el alcanfor y el mentol cristal, mezcla hasta que se disuelvan todos los cristales.
6-  agrega el alcohol alcanforado-mentolado al gel y mezcla bien.
7- agrega los aceites esenciales y mezcla. Agrega el conservante y mezcla. Envasa en un pote limpio y pégale una etiqueta con los siguientes datos:
  •  nombre de la elaboración
  • fecha de elaboración
  • ingredientes
  • usos
Duración: al menos, dentro de la nevera, durará 3 meses. Bien conservada y manipulada dura algunos meses más, por ejemplo si la conservas en un envase airless o con bomba dosificadora.

Uso: frota una cantidad generosa de gel sobre las manos y lo aplicas sobre las piernas desde la rodilla hasta el empeine. Realiza un masaje drenante suave con tus dos manos, primero bajando desde la rodilla hasta el empeine y subiendo desde el tobillo hasta los gemelos, varias veces, como si estuvieras acariciando la pierna, masajea durante 1 o 2 minutos.
Luego con los nudillos de los dedos, realiza movimientos circulares desde los tobillos hasta la parte posterior de la rodilla, sobre los músculos gemelos. Siempre en forma ascendente. Hazlo entre 5 y 10 veces. Por último desde el tobillo, realiza unos pinzamientos suaves con ambas manos hasta la parte de atrás de la rodilla. Ve masajeando el gemelo de abajo hacia arriba. Si sufres de flebitis no hagas estos dos últimos masajes.

La información de este blog tiene fines informativos y educativos y no pretende reemplazar ningún consejo o tratamiento médico.
Se aconseja que antes de aplicar algún tratamiento tópico terapéutico consulte con un profesional. No se recomienda el uso combinado de formas galénicas herbarias con medicamentos de prescripción sin el consentimiento de un especialista, pueden tener reacciones indeseables. Nunca superar las dosis recomendadas, pueden pasar de ser terapéuticas a tóxicas. 2016(C) art by chela.


jueves, 16 de junio de 2016

Jabón casero para Venezuela, Parte II

Desde el post que escribí para mis amigos jaboneros de Venezuela, llueven mensajes de agradecimiento y de solicitud de más recetas. Mi sorpresa fue enorme al ver que el post recibió más de 5.300 visitas en 3 días, realmente me puso muy feliz saber que había sido útil para tanta gente. Quiero agradecer todo este cariño de los jaboneros Venezolanos y que sepan que me solidarizo totalmente con vosotros. 

Varias personas me han solicitado recetas de jabón con manteca,  grasa o sebo de vaca o cerdo, porque se les hace más fácil conseguirlo donde residen. Por supuesto que estos jabones no serán 100% vegetales, pero cuando la necesidad lo exige, cualquier grasa va a parar a la olla de jabón!! Así que a jabonear con lo que la tierra madre ofrece en estos momentos.

Algunos jaboneros me han comentado que necesitan recetas con aceite de coco, soya, girasol, manteca de vaca y cerdo y principalmente, como las solicitud de Oleate Skin Care, con aceite de palma. Estas recetas van para aquellos que la necesiten y para Paola Calderón de Ciudad Guayana, colega jabonera que siempre está involucrada en proyectos, trabajos sociales y en ayudar a su gente. Un abrazo burbujeante para ella.

Aquí van las recetas.


Jabón con aceites reciclados de tu cocina

Las recetas sirven tanto si decides hacerlas con aceite nuevo o con aceite usado. 
El aceite de palma y soja de tu cocina sirve perfectamente para hacer un buen jabón de higiene personal. Por supuesto deberás filtrarlo muy bien y no mezclarlo con ningún otro aceite que no sea comestible y los indicados. Separa el aceite de palma luego de usarlo y no lo mezcles con el de soya, almacenarlos por separado.  Puede que haya personas que piensen que un jabón con aceite reciclado no es bueno para la piel y que si lo usas durante un tiempo, tu piel se notará descuidada. Pues te cuento que los jabones de toda la vida, los que compras en el supermercado, los que se utilizan desde hace 2.000 años, estaban y siguen siendo elaborados con grasas recicladas, y no solo vegetales, sino de todo bicho que va a parar al asador.  Así que, si nadie le salió piel de cocodrilo por utilizar jabones de tocador del supermercado, tampoco le saldrá dermatitis por utilizar un jabón casero con aceite de su cocina.  Cabe señalar que los jabones industriales de tocador carecen de la glicerina natural que deriva del proceso de saponificación, pues se la extraen  para formar parte de los 1001 usos que se le da a la glicerina líquida. El jabón casero contiene el 100% de la glicerina producida durante la saponificación y por supuesto no se la quitaremos. La glicerina es humectante, hidrata y es emoliente, es una maravilla para nuestra piel y hace que el jabón sea de mejor calidad.

Sobre algunas dudas

Estoy reeditando el post, porque algunas de vosotras me han enviado dudas y es mejor aclararlas antes de que sigas leyendo las recetas.


  • ¿Se pueden hacer estas recetas sin hot process?-las recetas son para hacer jabón por saponificación en frío. Aunque se entibien las grasas no se cocina el jabón. Las grasas se deben calentar para que se derritan y junten entre sí.
  • ¿Se puede utilizar manteca de palma? - el aceite de palma al que me refiero en las recetas es sinónimo a la manteca de palma, o manteca de palma roja o aceite de palma rojo o blanco o manteca vegetal (de palma). 
  • ¿dónde se consiguen los ingredientes?-  bueno, los aceites que he puesto en las recetas son los que vosotras, jaboneras venezolanas me han dicho que se consiguen. Pues como hay escasez de muchas cosas, en eso no puedo ayudarte, deberás preguntar en el grupo de Jaboneros de Venezuela del facebook. 
  •  En las recetas no vi conservantes y como son con avena naranja y otros ingredientes no se dañan?-  No, químicamente el jabón casero es una sal de sodio y como sal ayuda a conservar materia orgánica, como ejemplo les pongo el jamón español, se conserva en sal y es carne! Nuestro jabón no necesita conservante si adicionan la materia orgánica en las cantidades que les indico.
  • La sosa cáustica en escamas o perlas se disparado de precio y muchos estamos usando sosa cáustica líquida la cual está a temperatura ambiente. Cómo hago para emparejar las temperaturas? - primero que la sosa líquida tiene concentración diferente y el cálculo para agregarla en el jabón ha de ser muy diferente, no se puede pesar y agregar tal como viene. Segundo para llegar a emparejar las temperaturas se puede poner la sosa a baño de maría. 
  • Quería saber si para trabajar con la manteca de palma es obligatorio hacer el proceso en caliente? - No, las recetas dadas son recetas e proceso en frío, solo basta con llevar las mantecas y grasas a unos 35ºC  a 45 ºC y mezclarla con la sosa a la misma temperatura. Pero el jabón no se cocina.


Jabón de naranja con aceite de palma, coco y soya


100 g de aceite de palma usado
100 g de aceite de coco
123 g de aceite de soya usado
44,40 g de sosa cáustica de 98% o 99% de pureza (se puede redondear a 44 g)
107 g de zumo o jugo de naranjas
16 g de panela disuelta en el zumo
5 g de aceite esencial de naranja o fragancia de naranja (opcional)

Jabón con 10% de SE. Para un lote de 500 g aproximadamente. Cuando prepares este jabón, filtra varias veces el aceite con un paño o una media fina de mujer (las de nylon) para que quede bien limpio. Disuelve perfectamente 16 g de panela o melao de caña en el zumo de naranjas. Luego, congela o pon el el refrigerador este zumo dulce y prepara tu lejía con el zumo helado o congelado. Ten en cuenta que la lejía tomará un color naranja oscuro.




La panela o azúcar natural hará que el jabón produzca más espuma, no sea demasiado duro y le brinde propiedad cicatrizante. Espera uno o dos días para desmoldarlo y cortarlo. Debes sentir que tiene una textura tipo queso semicurado, pero si se hunde tu dedo, déjalo un poco más antes de cortarlo. Para seguir un paso a paso de elaboración, visita el post anterior aquí "Jabón casero para Venezuela, parte I"

Si no utilizas fragancia o aceite esencial no importa, al pasar unos meses de curado, el jabón olerá a jabón. Cuanto mas tiempo pase en reposo, o sea estacionado, mejor olor tomará. Los primeros días huele a lejía.

Puedes remplazar el zumo de naranja por café y si además dejas el café molido en la lejía o agregas la borra o poso en la traza, el jabón quedará como un jabón exfoliante y no necesitará fragancia o aceite esencial. 

Créditos de las fotos del jabón de naranja: Estas fotos de mi jabón de naranja las ha tomado la fotógrafa Mercè Rial en mi taller.

Jabón de leche de coco y miel

97 g de sebo de vaca
97 g de aceite de coco
130 g de aceite de soya
47 g de sosa cáustica de 99% de pureza
114 g de leche de coco o agua de coco congelada
17 g de miel de abejas
5 g de aceite esencial o fragancia

 Este jabón será delicioso para tu piel. Se obtiene unas 4 o 5 pastillas. Se prepara con leche o, en todo caso,  agua de coco. Para preparar tu lejía debes congelar la leche o agua de coco y luego agregarle las perlas o cristales de sosa cáustica, verás que se irán derritiendo con la reacción. Calienta las grasas hasta que se derritan , pero que no suban la temperatura más de 45ºC, mejor si están a temperatura de ambiente (calorcito caribeño). Agrega la miel en la traza cuando el jabón está casi para verterlo al molde
Sigue las instrucciones del post "Jabón casero para Venezuela, parte I" o este post de jabón por PF.


Jabón de avena, sebo, oleína, coco y palma

67 g de sebo de vaca
67 g de aceite de coco
100 g de aceite de soja
100 g de oleína de palma
46 g de sosa caustica
110 g de agua de avena (infusión)

Hojuelas de avena para decorar

Este jabón es suave y emoliente. Se obtienen unas 4 o 5 pastillas. Prepara una infusión de avena con los 110 g de agua destilada y 1 cucharada de avena arrollada o en hojuelas. Pesa la leche de avena obtenida, seguramente se habrá evaporado algo, si es así agrega agua destilada y la congelas. Con la leche o infusión de avena congelada prepara tu lejía. Si utilizaste hojuelas en vez de avena molida, no te preocupes que se triturarán en el momento de agregarlas a los aceites, deberás utilizar una batidora de inmersión. 
Sigue el paso a paso de saponificación normal. Si tienes dudas sigue los pasos que se explican en este post "Jabón casero para Venezuela, parte I". También aquí tienes una receta de jabón con aceite reciclado: jabón de higo

Espero que disfrutes de elaborar estas recetas y que dejes que tu creatividad pueda añadir zumos y otros ingredientes al jabón. 

Gracias por pasar y dejar tu comentario. Saludos Burbujeantes y hasta la próxima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...